El nuevo Tánger

 

Tras décadas de malditismo, si hay un escritor oficial de la ciudad este es Mohamed Chukri

Hasta 1978 la línea del teléfono rojo pasó por Tánger. Con su desarticulación, el protagonismo de la ciudad sufrió una segunda sacudida, dieciocho años después de la incorporación a Marruecos que acabó con su estatuto de zona internacional. La guerra fría iba quedando atrás; mutaba la geopolítica global; en el Estrecho de Gibraltar ya no quedaban espías. La tercera fase de la desaparición de su aura fue menos drástica y no se condensa en una sino en varias fechas: los años en que fueron muriendo los escritores responsables de su mitificación. Ángel Vázquez en 1980, Jean Genet en 1986, Paul Bowles en 1999, Mohamed Chukri en el 2003. Como recuerda Rodrigo Rey Rosa en Bowles y yo, la ciudad de nuestro cambio de siglo estaba tan lejos de la que fue en los ochenta que "hoy podría decirse lo que Bowles había escrito al comparar la ciudad que conoció en los años treinta con la que volvió a ver en los cincuenta: lo único que queda es el viento".


En Desafío a la identidad. Viajes 1950-1993 encontramos siete crónicas del autor de El cielo protector cuyo título contempla la palabra Tánger.

 

Leer más


http://www.lavanguardia.com/cultura/20140326/54404431227/nuevo-tanger.html