Dentro de la idea genérica de crear un espacio de paz por el Mediterráneo a través del desarrollo de unas "aulas de paz" por el Mediterráneo, no podía faltar, claro está, la perspectiva de las relaciones internacionales en torno al Mediterráneo, planteadas genéricamente, sí; pero más específicamente, en relación a tres ámbitos materiales que las articulan y catalizan transversalmente: la paz, la seguridad y el desarrollo.

Se trata, de un lado, del aula más centrada y dedicada al análisis de la actuación y posicionamiento de los Estados respecto a las cuestiones que afectan de una forma más decisiva a la construcción de un espacio de paz por el Mediterráneo. Estados que son, sí, los Estados de la Cuenca del Mediterráneo, pero no sólo; puesto que la creación de un espacio de paz por el Mediterráneo -y no en o dentro del Mediterráneo- hace que la perspectiva adoptada no sea nunca excluyente, encerrada o ensimismada en la propia región mediterránea -lo cual sería de todo punto de vista reduccionista, más aún en el tiempo de la Globalización, de la aldea global de MacLuhan, en la que vivimos-, sino abierta al análisis de todos aquellos actores que, situados o no, provenientes o no, de la Cuenca del Mediterráneo, sí tienen presencia, intereses y, en definitiva, importancia, en dicho ámbito geográfico.

Y entre todos ellos, los Estados siguen ocupando, sin duda, hoy como ayer, el centro de las relaciones sobre las que pivota la vida en la Cuenca Mediterránea, para bien y para mal. Tanto más cuanto si lo que nos ocupa, desde la perspectiva material, es la Paz, entendida ya no únicamente como paz en sentido negativo o mera ausencia de violencia, sino como paz en sentido positivo; noción mucho más amplia, en la que se incluye la ausencia de violencia, sí, pero que se abre con voluntad totalizadora a todos y cada uno de los aspectos que, de un modo u otro, en el corto, medio y largo plazo, tienen que ver con la construcción de un espacio de paz real, que es aquél en el que la guerra está ausente, sí; pero es mucho más.

Pues bien, al análisis de las relaciones entre Estados, del Mediterráneo o no, pero en todo caso, sí hacia o por la paz en el Mediterráneo dedicaremos este aula. En el bien entendido que tendrá cabida tanto su primera acepción, de paz y seguridad en su sentido más limitado y tradicional; pero también, y especialmente, en su sentido más actual y holístico. Por ello, junto a la paz y seguridad se dará una importancia central al desarrollo -puesto que los derechos humanos y el medio ambiente son objeto central de análisis de otras aulas-, esencial para la comprensión y la verdadera construcción de un espacio realmente pacífico y seguro, en cualquier parte, pero especialmente en el Mediterráneo.